El chupinazo – Intimaciones a la dispersión IV

Los policías franceses lo llaman “el ritual chino”. Desde la ley de 1935, antes de usar la fuerza para dispersar una concentración que no sea abiertamente violenta,  las fuerzas de policía deben avisar a los reunidos siguiendo un protocolo muy cerrado:

– ¡En obediencia a la ley: dispersense!
– ¡Primera intimación: se va a hacer uso de la fuerza!
– ¡Segunda y última intimación: se va a hacer uso de la fuerza!

Si la comunicación verbal no es posible, las palabras se sustituyen por el lanzamiento de un cohete rojo. Tras su estallido en el aire, los reunidos se consideran avisados y la policía puede cargar.

Durante el siglo XIX, las intimaciones en Francia debían hacerse acompañadas de un redoble del tambor, o el toque de una corneta. El chupinazo entró en vigor en 1935 y se mantiene vigente, a pesar de las revisiones del código penal. Los manuales de formación de policías y gendarmes contemplan su uso, pero parece que en realidad pocas veces se utiliza.

La falta de arraigo de este ritual chino es tal, que los ciudadanos franceses desconocen que un pum seco seguido de una nube de humo rojo puede significar la inminencia de una carga.

Anuncios

Etiquetas: , ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: