Cómo el plomo nos hace violentos

El culpable del aumento de la delincuencia es un cambio en la composición química de la atmósfera en los años de postguerra: más en concreto, la aparición de los aditivos de plomo en gasolinas y otros productos químicos a gran escala, en paralelo a la eclosión del automóvil.

¿Demasiado simple? más en:

El crimen estaba en el aire – o cómo el plomo nos hace violentos.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: