Antecedentes del debate antidisturbios: 1931

El Ministro de la Gobernación […] marqués de Hoyos, recibió esta mañana, a los periodistas […] Alguien ha hablado —agregó el ministro— de la conveniencia de que la fuerza pública use el agua para disolver las manifestaciones, y como el Gobierno desea fervientemente no emplear medidas violentas, ahora estamos tratando de adquirir unos tanques con objeto de usar mangas de riego para ver si con este procedimiento y con los gases lacrimógenos conseguimos mantener el orden sin necesidad de emplear procedimientos de más violencia.
El Gobierno está dispuesto a no emplear la fuerza más que en los casos en que sea indispensable. Nosotros queremos dar la máxima libertad. Pretendemos llegar cuanto antes a la normalidad absoluta, pero para ello necesitamos orden, porque sin orden no podemos entendernos. •—¿Y de elecciones?—inquirió un periodista. —A ello vamos, y ya veremos qué pasa […]
La Vanguardia, 28 de marzo de 1931, p.24.

Dos semanas después, Alfonso XIII partía al exilio.

Anuncios

Etiquetas: , , , ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: