El entierro de la generación LOU

La universidad española ha cambiado a mejor durante las dos últimas décadas. Una de las vías de su renovación ha sido la política de incorporación de jóvenes investigadores y docentes pautada por el incentivo a la excelencia que presidió la Ley Orgánica de Universidades (LOU), de 2001, impulsada por Pilar del Castillo. Aquella ley pretendía que sólo pudiesen concursar para profesorado permanente aquellos docentes e investigadores (PDI) que hubieran pasado un periodo prolongado de prueba, y diseñaba para ello una retahíla de figuras contractuales no prorrogables, como ‘Becarios de Investigación’, ‘Ayudantes’ y ‘Ayudantes Doctores’, a las que había que acceder por concurso y a las que sólo podían postularse quienes hubieran superado las pertinentes acreditaciones externas de la calidad de su trayectoria académica.

Esta política de incentivos ha funcionado y, once años después, la “generación LOU”, los Ayudantes Doctores y los contratados del programa Ramón y Cajal, así como otros interinos y asociados acreditados para figuras de profesorado permanente son, como grupo, lo más valioso entre el personal de la universidad española.  Se trata un amplio colectivo de PDI relativamente joven, pero ya con una docena de años de experiencia investigadora y entre cinco y ocho dando clase, que han tenido que realizar estancias de investigación en el extranjero, formarse como docentes, encuadrarse en redes y proyectos internacionales  y lograr el reconocimiento del mérito de su trabajo mediante la publicación de sus resultados en revistas académicas de prestigio. Quienes no lograron acreditarse tuvieron que dejar la carrera académica.

Se oyen voces críticas con la universidad española, que dicen que no investiga, que está llena de funcionarios desmotivados que no volvieron a leer un libro desde que lograron su plaza. Esa crítica es injusta en su generalidad, pero especialmente lo es con la “generación LOU”, cuya carrera académica se diseñó para hacer inviable el apoltronamiento. Sin embargo, es precisamente esa generación la que va a ser víctima de los recortes y, simplemente, les toca porque la carrera académica que diseñó la LOU preveía que los contratos tuvieran una fecha de finalización -el plazo para acumular los méritos que le pudieran abrir la puerta a la siguiente figura contractual.

Los redactores de la LOU, en 2001, tenían en la cabeza un modelo de universidad que se ha ido edificando durante los once años de su vigencia. La querían competitiva, abierta al exterior, dinámica, con incentivos para la excelencia. El actual gobierno, en cambio, con el Real Decreto de 30 de diciembre de 2011 -que limita la posibilidad de sacar plazas a concurso- y con el Real Decreto 14/2012 -que pretende amortizar docentes mediante el aumento de las obligaciones lectivas de los profesores funcionarios- lo que hace es dinamitar ese modelo en construcción, justo cuando lo más benéfico de sus efectos comenzaba a hacerse patente.

Con la excusa de la falta de medios, el criterio para librarse de personal estriba en no renovar a aquellos cuyo contrato tienen una fecha de caducidad, es decir, los Ayudantes y Ayudantes Doctores y los contratados del programa Ramón y Cajal. Esto implica que, quienes llevan años acumulando reconocimientos y estaban por fin a las puertas de un contrato permanente, se ven en la calle sin posibilidad de concursar a nada.  Al tiempo, en el Real Decreto 14/2012, son los profesores funcionarios presumiblemente más desmotivados, sin sexenios de investigación recientes, quienes ven aumentada de modo grotesco su carga docente, como si su falta de empuje  investigador fuera garantía de que son los que mejor dan clase. ¿Qué universidad pública se dibuja tras las medidas? El gobierno entierra el espíritu de la LOU y condena a las universidades a parecerse cada vez más a la caricatura triste de sus interesados críticos.

Anuncios

Etiquetas: , ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: